viernes, 11 de mayo de 2012

Dejar que las cosas sucedan...

Todo lo que nos sucede en la vida tiene una razón de ser. A veces pensamos que estamos en el sitio equivocado o al contrario, podemos pensar que estamos de suerte.

Las situaciones simplemente nos llevan al momento perfecto para nosotros. No califiques una circunstancia de buena o mala, simplemente deja que las cosas sucedan.

Cada situación nos proporciona un aprendizaje. Trata un poco de apartar la mente, intenta de ver las condiciones desde otra perspectiva. Solo deja que pase.

Cuando cambias tu manera de afrontar la realidad que has creado y que estas viviendo en estos momentos, veras como todo cambia. Es como si todo empezara a tomar su propio ritmo.










2 comentarios: